Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Las oraciones subordinadas adverbiales comparativas

Compartir

En las oraciones subordinadas adverbiales comparativas se establece una comparación entre dos elementos, es decir, se compara un elemento de la proposición principal con otro de la proposición subordinada. La proposición subordinada en este caso se llama término de la comparación de la proposición principal.

En una oración comparativa siempre aparecen tres elementos:

  • Parte que se compara (proposición principal).
  • Nexo o cuantificador comparativo.
  • Parte con la que se compara o término de la comparación (proposición subordinada).

La estructura comparativa puede indicar: superioridad (más... que), inferioridad (menos... que) o igualdad (igual... que). Además existe una variante denominada Comparativa Proporcional o Correlativa que expresa un incremento o una disminución entre dos magnitudes (cuanto más... más, mientras menos... menos).

Al realizar el análisis sintáctico de este tipo de oraciones hay que señalar las proposiciones y en la proposición subordinada indicar que es adverbial comparativa en función del complemento del cuantificador. También hay que especificar el tipo de predicado, la actitud del hablante y la estructura de cada una de las proposiciones.
Manuel
 
 
N
SN - Sujeto
es
 
 
 
NCop
tan
 
 
Cuant
alto
 
 
N
como
 
 
Nx
yo
N
SN - Sujeto
(soy alto)
 
 
Parte omitida
P2: Sub. Adv. Comp. → CCuant
SAdj - Atributo
SV - Predicado nominal
O. Compuesta
Se trata de una oracion compuesta por subordinación caracterizada por:
  • P1: Proposición principal (O. Compuesta)
  • P2: Proposición subordinada adverbial impropia comparativa en función de complemento del cuantificador

Cómo identificar una subordinada adverbial impropia comparativa

Los pasos a seguir para la identificación de las oraciones subordinadas comparativas son los siguientes:

1. Buscar el nexo de unión entre la proposición principal y la subordinada teniendo en cuenta que el nexo está dividido en dos partes. Por lo tanto habrá que encontrar y señalar el cuantificador en la principal y la conjunción en la subordinada.

2. Comprobar que existe una comparación entre ambas proposiciones y deducir si se trata de una comparación de igualdad, de inferioridad o de superioridad.

3. Una vez señalados los nexos ahora habrá que señalar cada proposición y analizar los elementos que faltan. Hay que tener cuidado ya que en ambas proposiciones es muy común que ciertos elementos aparezcan omitidos.

El pan necesita menos harina que los bollos.

1. El cuantificador es "menos" localizado en la principal y "que" es la conjunción situada en la proposición subordinada.

2. En la oración se lleva a cabo una comparación de inferioridad "menos... que".

3. En la proposición subordinada "que los bollos" se ha omitido (necesitan harina), es importante tener en cuenta estos elementos omitidos para determinar si la subordinada es transitiva como en este caso.

El
 
 
Det
pan
 
 
N
SN - Sujeto
necesita
 
 
 
NP
menos
 
 
Cuant
harina
 
 
N
que
 
 
Nx
los
Det
bollos
N
SN - Sujeto
(necesitan harina)
 
 
Parte omitida
P2: Sub. Adv. Comp. → CCuant
SN - CD
SV - Predicado verbal
O. Compuesta

Principales características

Las principales características de las subordinadas comparativas son:

Características

La función sintáctica de las subordinadas comparativas es la de complemento del término intensificador o cuantificador.

Con mucha frecuencia el verbo de la proposición subordinada es el mismo que el de la oración principal. En ese caso tiende a omitirse en la proposición subordinada.

Ejemplo: Mi hermana es tan delgada como tu madre.

Al igual que ocurre con el verbo, puede aparecer omitido tanto el sujeto como toda una parte de la comparación dentro de la subordinada.

Ejemplo: Ahora vendemos más paraguas que antes.

Se puede observar cómo se ha omitido tanto el sujeto (Nosotros / as) como el verbo (vendíamos) y el CD (paraguas).

También puede aparecer omitida una parte en la proposición principal. Esto suele ocurrir cuando el cuantificador es un adverbio y se omite la palabra a la que acompañaría porque se sobreentiende (más que, menos que...). Al omitir esta palabra el cuantificador y la conjunción que forman el nexo pueden aparecer juntos, sin embargo no pierden la función que realiza cada uno de ellos:

Ejemplo: Este coche cuesta más que un piso.

En esta oración se observa que el cuantificador aparece sólo sin ningún elemento al que cuantificar, está omitido (dinero). En realidad no viene escrito porque se sobreentiende, de tal modo que "más" es el cuantificador y la conjunción "que" es el nexo de la subordinada.

El término de la comparación además también puede ser una proposición subordinada adjetiva sustantivada que funciona como término del sintagma preposicional:

Ejemplo: Juan es más prudente de lo que parece.

Es muy importante no confundir las subordinadas comparativas con las subordinadas consecutivas que también utilizan el mismo cuantificador "tanto, tantos...". En las comparativas se comparan dos elementos o magnitudes (tan... como, tanto... como, etc.) y en las consecutivas se expresa la consecuencia o resultado de una acción.

Tipos de comparativas

Existen tres tipos de comparativas:

Tipos

Igualdad: este tipo de comparativa indica que los dos elementos que se comparan son iguales o comparten una característica.

Los nexos más utilizados son: igual... que, tan... como, tanto... como, etc.

Ejemplo: Luis ha aprobado tantas asignaturas como yo.

Superioridad: la comparativa de superioridad indica que el primer elemento de la comparación está por encima del otro.

Los nexos usados más comunes son: más... de, más... que, mejor... que, etc.

Ejemplo: Mi tortuga es mucho más grande que la tuya.

Inferioridad: en una comparativa de inferioridad se indica que el primer elemento está por debajo del otro.

Los nexos más comunes en este tipo de comparativas son: menos... de, menos... que, etc.

Ejemplo: Pedro duerme menos horas que su padre.

Si dentro de la oración aparece una partícula negativa (no, nunca, etc.) el sentido de la comparación se puede ver alterada.

En el siguiente ejemplo se puede comprobar como de ser una comparativa de igualdad, se transforma en una de inferioridad al añadirle la partícula negativa "no":

María es tan responsable como su madre → igualdad.

María no es tan responsable como su madre → inferioridad.

Ejemplos

Indique cuál de las siguientes oraciones es subordinada adverbial impropia comparativa:

Estas oraciones son ejemplos para identificar las oraciones subordinadas adverbiales comparativas. Para analizar sintácticamente toda la oración puedes usar el analizador sintáctico.

Ha venido más gente que nunca al concierto.

En esta oración el cuantificador es "más" y el nexo que inicia la subordinada es "que". Se trata de una comparativa de superioridad, en la que se indica que la gente que ha acudido al concierto es más numerosa que nunca.

Tengo tanta prisa como siempre.

En esta oración el cuantificador es "tanta" y el nexo que inicia la subordinada es "como". Se trata de una comparativa de igualdad.

Busca en el salón, yo buscaré en la habitación.

No existe ninguna comparación entre las proposiciones, en realidad se trata de una oración yuxtapuesta.

Muchas veces compramos más de lo que necesitamos.

En este caso el cuantificador "más" cuantifica a un elemento que está omitido (cosas). Se trata de una comparativa de superioridad en la que el término de la comparación es una subordinada adjetiva sustantivada.

Me han cortado tan mal el pelo que me da vergüenza.

Este ejemplo expresa una causa-efecto. La causa aparece en la proposición principal y el efecto en la subordinada, se trata por tanto de una subordinada consecutiva.

Ejercicios resueltos

Analiza sintácticamente las siguientes oraciones y señala cuál de ellas es subordinada adverbial impropia comparativa:

1. En el teatro había tanta gente como en el concierto de piano

2. Visto que nadie se había apuntado, se suspendió la reunión

3. Pablo camina tan lento como una tortuga

4. Tiene más cuento que Calleja

5. Roma es una ciudad tan mágica como París

6. El chico que acaba de salir de la farmacia ha comprado más medicamentos

7. El concierto fue más corto de lo que esperábamos

8. Manuel y Luis tienen menos amigos que Daniel

9. El frigorífico estaba tan frío que la comida se congeló rápidamente

10. Eres más pesado que una vaca en brazos