Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Las oraciones subordinadas adverbiales consecutivas

Compartir

Las oraciones subordinadas adverbiales consecutivas son aquellas que expresan una causa-efecto. La proposición principal está formada por una acción verbal que genera un resultado o una consecuencia, es decir, la causa se expone en la principal y el efecto aparecerá en la proposición subordinada.

Entre ambas proposiciones se genera una relación de dependencia mediante un nexo consecutivo. Según la intensidad con que se genere la consecuencia se distinguen dos tipos de subordinadas consecutivas: intensivas y no intensivas.

Las oraciones intensivas van introducidas por nexos correlativos (tan...que, tal...que, tanto...que) y las no intensivas mediante nexos consecutivos (por lo tanto, pues, de tal manera, así que...).

Al realizar el análisis sintáctico de este tipo de oraciones hay que señalar las proposiciones y en la proposición subordinada indicar que es adverbial impropia consecutiva. También hay que especificar el tipo de predicado, la actitud del hablante y la estructura de cada una de las proposiciones.
(Él / Ella)
 
 
 
SO
No
 
 
Mod
me
 
 
SN - CD
ha invitado
 
 
NP
a la fiesta
 
 
SPrep - CRég
de modo que
 
Nx
(Yo)
 
SO
no
Mod
iré
NP
SV - Predicado verbal
P2: Sub. Adv. Consec.
SV - Predicado verbal
O. Compuesta
Se trata de una oracion compuesta por subordinación caracterizada por:

Cómo identificar una subordinada adverbial impropia consecutiva

Los pasos que deben de seguirse para identificar y poder analizar una oración subordinada consecutiva son los siguientes:

1. Localizar los verbos y señalar los nexos. En el caso de tratarse de nexos correlativos del tipo "tan...que" habrá que señalar "que" como el nexo de la subordinada y "tan" como el cuantificador.

2. A partir del nexo comienza la subordinada, por lo tanto se procede a señalarla como tal y el resto de la oración corresponderá a la proposición principal.

3. Una vez señaladas las proposiciones y los nexos para saber si es consecutiva se debe de comprobar si la causa aparece en la proposición principal y su consecuencia en la subordinada.

Estoy enfermo, así que no saldré de casa.

1. Los verbos son "estoy" y "saldré". El nexo que encabeza la subordinada es "así que".

2. Proposición principal: "estoy enfermo"; proposición subordinada "así que no saldré de casa".

3. La subordinada expresa la consecuencia de la principal, es decir, la consecuencia es "no saldré de casa" y el motivo es la proposición principal "porque estoy enfermo".

(Yo)
 
 
 
 
 
SO
Estoy
 
 
 
 
NCop
enfermo,
 
N
 
 
SAdj - Atributo
así que
 
 
 
Nx
(Yo)
 
 
 
SO
no
 
 
Mod
saldré
 
 
NP
de
 
Enl
casa
N
SN - Térm
SPrep - CCLugar
SV - Predicado verbal
P2: Sub. Adv. Consec.
SV - Predicado nominal
O. Compuesta

Tipos de consecutivas

Existen dos tipos de subordinadas consecutivas:

Tipos de consecutivas

Intensivas: expresan una consecuencia directa dependiente del grado que indica el cuantificador de la oración principal.

Los nexos están formados por dos partes: por una lado habrá una parte de nexo en la oración principal (adjetivo indefinido o adverbio) y por otro existirá una conjunción o locución conjuntiva que funcionará como nexo en la proposición subordinada. Los principales nexos correlativos son: tan... que, tal... que, tanto... que, hasta el punto... que, qué... que, quién... que, etc.

En este tipo de oraciones se utiliza el modo verbal de indicativo y la función sintáctica de la subordinada es la de complemento del cuantificador.

El
 
 
Det
niño
 
 
N
SN - Sujeto
está
 
 
 
NCop
tan
 
 
Cuant
cansado
 
 
N
que
 
 
Nx
(El niño)
 
 
SO
dormirá
 
NP
toda
Det
la
Det
noche
N
SN - CCTiempo
SV - Predicado verbal
P2: Sub. Adv. Consec. → CCuant
SAdj - Atributo
SV - Predicado nominal
O. Compuesta
Es muy importante no confundir este tipo de consecutivas con las subordinadas comparativas que también utilizan la primera parte de los nexos "tan, tanto, tantos...". En las consecutivas se expresa una cantidad sobre la que se refiere la consecuencia mientras que en las comparativas se comparan dos magnitudes, medidas, etc. (tan... como, tanto... como, etc.)

No intensivas: indican una deducción de lo expresado por el verbo de la proposición principal.

Los nexos más comunes utilizados son: luego, por lo tanto, así que, en consecuencia, por consiguiente, conque, de manera que, etc. Se construyen utilizando el modo indicativo y el modo subjuntivo cuando la consecuencia es un mandato negativo.

(Yo)
 
 
 
 
SO
No
 
 
 
Mod
lo
N
 
 
SN - CD
sé,
 
 
 
NP
por tanto
 
 
Nx
(Tú)
 
 
SO
no
 
Mod
me
N
SN - CI
lo
N
SN - CD
preguntes
 
NP
SV - Predicado verbal
P2: Sub. Adv. Consec.
SV - Predicado verbal
O. Compuesta
Este tipo de consecutivas son consideradas por muchos gramáticos como un tipo de oraciones coordinadas denominadas coordinadas ilativas. Los análisis en esta web se realizarán de acuerdo al criterio de considerarlas subordinadas adverbiales consecutivas, ya que siempre se aprecia una dependencia entre la proposición principal y la subordinada.

¿Subordinada adverbial consecutiva o causal?

Es muy común confundir este tipo de subordinadas adverbiales con las adverbiales causales, ya que en ambos tipos se utilizan los mismos nexos. Sin embargo existen diferencias entre ellas que ayudan a realizar correctamente el análisis:

  • Las consecutivas expresan una consecuencia y las causales indican la causa por la que se lleva a cabo la acción de la proposición principal.
  • En las subordinadas consecutivas, la proposición subordinada es la consecuencia de la acción de la principal, mientras que en las causales es al revés, la subordinada es la causa de la principal. Es decir, se invierte la relación causa-efecto.

Se ha hecho de noche, por tanto encenderemos la luz.

En este ejemplo se comprueba que existe una relación causa-efecto → Consecutiva. La proposición subordinada expresa la consecuencia por haberse hecho de noche.

El bebé lloraba, por tanto tenía hambre.

En este segundo ejemplo, se observa que la subordinada indica la causa por la que se lleva a cabo la acción de la proposición principal → Causal. La consecuencia viene expresada en la principal, el bebé tenía hambre y por eso lloraba.

El truco para saber si es subordinada consecutiva o causal es ver si al preguntarle a la subordinada "por qué", la respuesta es la proposición principal. En este caso sería una subordinada consecutiva.
Se ha hecho de noche, por tanto encenderemos la luz. ¿Por qué encenderemos la luz? → Porque se ha hecho de noche.

Ejemplos

Indique cuál de las siguientes oraciones es subordinada adverbial impropia consecutiva:

Estas oraciones son ejemplos para identificar las oraciones subordinadas adverbiales consecutivas. Para analizar sintácticamente toda la oración puedes usar el analizador sintáctico.

Acabados los exámenes, se entregaron las notas.

No se trata de una subordinada consecutiva, ya que no existe la relación causa-efecto, sino que indica un tiempo determinado → Las notas se entregaron después de acabar los exámenes, siendo por lo tanto subordinada adverbial de tiempo.

Ya está lista la cena, así que cenemos.

Se puede comprobar cómo la subordinada ocurre como consecuencia de la proposición principal → ¿Porqué vamos a cenar? Porque ya está lista la cena.

Habla tan rápido que no la entiendo.

Se observa cómo la subordinada es el efecto de lo ocurrido por una causa señalada en la principal → El motivo de no entenderla es porque porque habla muy rápido.

Se entretiene haciendo crucigramas.

Esta oración no indica ninguna consecuencia, sino que la subordinada indica un modo → Se entretiene "así".

Se acuesta tan tarde que por la mañana tiene mucho sueño.

Existe una relación causa-efecto y la subordinada expresa la consecuencia de la principal → ¿Porqué tiene sueño por la mañana? Porque se acuesta tarde.

Ejercicios resueltos

Analiza sintácticamente las siguientes oraciones y señala cuál de ellas es subordinada adverbial impropia consecutiva:

1. Tengo tanta hambre que no paro de comer.

2. Se lo advertí a cuantos estaban presentes.

3. Tuve tan buena suerte que me tocó la lotería.

4. El mago hace unos trucos de magia tan buenos que el público aplaude sin parar.

5. La cometa vuela hacia donde sopla el viento.

6. El lunes es fiesta, por consiguiente tenemos que posponer la reunión.

7. Pienso, luego existo.

8. Me voy, que tengo mucha prisa.

9. Me ha llamado desde su despacho, luego debe de estar allí.

10. Tiene tanto dinero que no le entra en el bolsillo.